¿En qué consiste un tratamiento térmico de nitruración?

saraonlinevalles-com tratamiento térmico de nitruración

Un tratamiento térmico de nitruración consiste en el endurecimiento de manera superficial de ciertas piezas, principalmente de acero. También se puede hacer un tratamiento térmico de nitruración en aceros aleados con cromo, vanadio, aluminio, wolframio y molibdeno, ya que todos estos forman nitruros estables. Este tratamiento se realiza para mejorar las propiedades superficiales de los componentes ferrosos que están acabados o semiacabados. Únicamente se pueden nitrurar aceros de herramientas y aceros inoxidables, puesto que estos 2 tienen una perfecta respuesta ante la nitruración. 

Debemos saber que cuando hacemos un tratamiento térmico de nitruración, las piezas pueden sufrir roturas, grietas, tensiones o granulación. Estos 4 no deseados son los más comunes cuando se hacen este tipo de tratamiento. En este caso la pieza perdería su valor. Evidentemente, esto puede pasar, pero si se trata de profesionales es mucho menos probable, ya que están especializados en el sector de este tipo de tratamientos. Durante el proceso de nitruración se utiliza un medio amoniacal que cuando se descompone produce un nitrógeno elemental que es capaz de hacer reacción con el metal. 

Por último, el tratamiento térmico de nitruración exige el uso especial de acero aleado, esto es porque solamente cuando se forman nitruros de cromo, molibdeno o aluminio, el acero aleado genera un buen resultado. 

Ventajas de hacer un tratamiento térmico de nitruración

Realizar un tratamiento térmico de nitruración tiene una serie de ventajas que debemos saber. En primer lugar, las piezas que se sometan a este tratamiento, tendrán una elevada dureza con valores de HV 650 a 1100, esto depende del material que hayamos utilizado para someter a este tratamiento. Seguidamente, la pieza será resistente a la corrosión, ya que, después del nitrurado, está comprobado que los aceros resisten mejor que todos los aceros ordinarios, la corrosión podría venir de agua dulce, agua salada e incluso de atmósferas húmedas, es por esto que se usa el nitrurado en piezas que van a sufrir corrosión por los diferentes agentes. 

Seguidamente, las piezas tendrán ausencia de deformaciones, esto es debido a que la temperatura que se usa para este tratamiento no es elevada y tampoco es necesario enfriar rápidamente, conseguimos evitar todo tipo de deformaciones. También, las piezas tendrán una mayor retención de dureza a temperaturas elevadas, esto es debido a que todas las capas nitruradas conservan una gran dureza hasta los 500 grados, evidentemente siempre y cuando el período de calentamiento no se realice de una manera muy prolongada.

Es importante, que cuando se realiza este tipo de tratamiento tengamos una serie de cuidados y es muy importante tener el equipaje completo, ya que si no es así podríamos sufrir diferentes riesgos en nuestra salud. 

You May Also Like..

¿Qué pueden conseguir los tratamientos térmicos?

Los tratamientos térmicos son capaces de transformar una estructura, sin modificar su composición química y cada proceso de este tipo, […]