Los discos de lija

saraonlinevalles-com Industria

Conseguir un trabajo perfecto es el objetivo de cualquier profesional. El acabado perfecto, con una superficie bien pulida y tratada y con todas las herramientas necesarias, son los requisitos básicos para ello. Sin embargo, para lograrlo, debes saber con qué elementos puedes trabajar y saber discernir los mejores para cada ocasión.
Un disco abrasivo es una pieza fundamental que puede ser utilizada como herramienta estacionaria o manual que nos ayuda a cortar, desbastar o lijar cualquier material por fricción. Su diseño, forma y configuración variará en función del uso previsto para el que se vaya a emplear.

En general, la composición de los discos de lija se basa en una serie de partículas abrasivas, unidas por un adhesivo, imprimadas y fijadas a un material de soporte. Estas partículas pueden ser óxido de aluminio natural o sintético, carburo de silicio, circonio, cerámica o diamante. El empleo de discos de lija está muy extendido en la siderurgia secundaria: desde la construcción naval y la fabricación de electrodomésticos, componentes para la automoción y la construcción, perfiles especiales, canalizaciones y material eléctrico hasta el mantenimiento y reparación de equipos, herramientas y máquinas. El lijado implica lijar y pulir superficies que se realizan con materiales abrasivos, ya sea sobre madera, metal, plástico, vidrio, compuestos, barniz y más.

En una serie de tratamientos y uso de partículas cada vez más finas, podemos obtener superficies homogéneas con diferentes grados de acabado. Este lijado se suele hacer con máquinas orbitales con sistemas de aspiración mediante discos con diferente número de agujeros en su superficie. Como ya hemos dicho, el abrasivo utilizado en la formación de partículas de disco puede ser de origen natural o sintético. Por lo que si necesitas este material, nosotros te recomendamos que te pongas en contacto con Nova Abrasivos que están especializados en este tipo de material y podrán ayudarte y aconsejarte en la selección de un disco para el lijado.

Como su nombre indica, los abrasivos naturales provienen de la propia naturaleza. Las más habituales son los discos de lija de corindón y óxido de hierro. Se usa para el pulido general de metales granulares muy finos. Por otro lado, están los abrasivos industriales. Estos son materiales de alta calidad, como el carburo de silicio, el óxido de aluminio o el diamante sintético. Su producción resulta de una combinación de materias primas y químicos. Este tipo de abrasivo es fácil de cambiar, es decir, su dureza se puede ajustar según sea necesario.

Finalmente, hay que decir que hay que tener mucho cuidado cundo se manejen los discos de lija, ya que un mal uso puede causar grandes daños en la persona, por eso existen una serie de normas básicas.

 

You May Also Like..

¿Qué necesitas saber de la banda abrasiva estrecha?

En el artículo de hoy vamos a hablarte de las bandas abrasivas, concretamente de la banda abrasiva estrecha, ya que […]

Ventajas que ofrecen los discos de desbaste

Los discos de desbaste pueden tener distintas aplicaciones en el sector industrial y es que pueden eliminar rebabas y también […]

El reciclaje de hierro

El hierro es un metal gris plateado, es el cuarto elemento más abundante en la corteza terrestre y uno de […]